jueves, 15 de enero de 2009

Los polacos en España: Un colectivo ejemplar


164.298 polacos residen en España
La población polaca en España se ha multiplicado, aproximadamente, por cuatro desde el año 2004, convirtiéndose en un destino muy atractivo. Además, se han convertido en ejemplo de convivencia e integración, pese a representan tan sólo el 2% del total de inmigrantes

VARSOVIA. Pese a que la situación de los polacos emigrados a España no se puede comparar a la masificación que ha alcanzado en Irlanda o Inglaterra; año tras año llegan más y más familias en busca de un futuro diferente al sur de los Pirineos. Y es que, actualmente residen 164.398 polacos en el territorio español, alrededor de cuatro veces más que en el año 2004. Además de los cientos que acuden anualmente a las campañas de recogida de la fruta en diferentes regiones y que permanecen el tiempo que dura el trabajo para ganar dinero y volver a su país.
De este total, la mitad trabaja de forma regular y continua en España, mientras el resto se encuentra desarrollando alguna modalidad de estudios. Y es que, tampoco los polacos se resisten al Erasmus español. A ser posible en Barcelona o Valencia. Esta corriente de personas y familias que desde el norte de Europa se desplazan al sur se ha repartido a lo largo y ancho de la geografía española de modo bastante uniforme. Se pueden encontrar polacos, en mayor o menor cantidad, en todas las Comunidades Autónomas, Provincias y ciudades. Aunque existen algunas localidades con una mayor densidad, como la localidad madrileña de Alcalá de Henares donde se cuentan unos 4.000.
Pese a sumar tan sólo el 1,97% del total de los 4.274.821 de inmigrantes que residen de modo regular en el país, se ha convertido en un colectivo modélico por su integración, su aportación en todos los niveles a la sociedad y por su mantenimiento de sus raíces. Son muchas las asociaciones polacas que existen en España, los negocios y tiendas de productos alimenticios o de cualquier tipo traídos desde Polonia, las escuelas de polaco, bares y restaurantes y empresas con sedes u oficinas en España. Una relación económica que cada año crece y crece. Muestra de ello son las cerca de cien empresas españolas en Varsovia o las balanzas comerciales entre ambos países. De hecho, para la Comunidad de Aragón, Polonia se ha convertido en el segundo país del mundo con mayor número de intercambios económicos (importaciones y exportaciones).

Trabajadores cualificados.
Una de las claves del éxito de la integración polaca ha sido su preparación y formación para realizar trabajos técnicos o intelectuales. El mito del “fontanero polaco”, muy extendido por España o Francia, no es más que la simplificación de este hecho. Y es que, mientras emigrantes de otros países no encuentran trabajo, el abanico de empleos a los que accede la población polaca es muy amplio: desde trabajadoras del hogar, conductores, empleados de la construcción, médicos, empresarios... Como muestra de ello sirve el testimonio del empresario Ángel Tellechea, que lleva varios años contratando trabajadores polacos en su empresa de transporte internacional. “Actualmente hay catorce empleados de esta nacionalidad en diferentes puestos, desde conductores hasta gestores. Y son muy buenos profesionales con muy buena preparación”, asegura Tellechea. Además, el empresario es el cónsul honorario de la Rzeczpospolita en Navarra, Euskadi y La Rioja (un área donde residen entre 1.000 y 1.500 polacos de manera permanente) y ha recibido varias condecoraciones por su labor. “Nuestro trabajo es crear lazos de unión entre ambos países y hermanar a sus gentes”, resume.
De la misma opinión se muestra Ewa Pawlowska, presidenta de la Asociación Polonia en Galicia (donde habitan alrededor de 400 polacos): “Aquí hay médicos, enfermeras, investigadores de Universidad, propietarios de empresas, un sacerdote, trabajadores de la construcción, músicos, conductores. De todo. -Y añadde-. La integración es bastante buena, viven bien y se adaptan pronto al ritmo y al estilo de vida de los gallegos. Al fin y al cabo no somos muy diferentes”, finaliza.
Sin embargo, para Dariusz Wilk, de la Asociación Kulturalne Katalonsko-Polskie, la respuesta es más compleja. Él estructura tres grupos de población, divididos por edades, intereses y formación.
El primero está formado por personas entre 30 y 60 años con obligaciones familiares, formación primaria o secundaria y con experiencia en trabajos a los que se dedican. “Estos ciudadanos, a menudo, tienen el centro de sus intereses vitales en Polonia y viven en España de manera temporal sin realizar demasiados esfuerzos para integrarse con la sociedad local”, explica.
El segundo lo componen personas de 20 a 30 años. Son estudiantes, becarios o jóvenes emprendedores que “buscan integrarse con la sociedad local, aprender idiomas y que vienen a España en busca de mejores oportunidades”, aclara.
Y, por último, existe el perfil de las personas que desde hace muchos años viven en España y tienen allí toda su vida. A menudo son personas de matrimonios o parejas mixtas o hijos ya nacidos en el país. Incluso muchos poseen la doble nacionalidad (española y polaca). “Están muy bien integrados en la sociedad local”, concluye Wilk.

Cuidar las tradiciones.
Es por todos estos motivos por los que los emigrantes polacos son “de los más queridos y apreciados por los españoles”, como asegura la profesora Eugenia Ramírez Goicoechea en su obra: ‘La comunidad polaca en España. Un colectivo particular’. Una relación que se ha visto favorecida por los esfuerzos de los ciudadanos del norte por dar a conocer sus tradiciones y mantener sus costumbres.
Existen multitud de Asociaciones Culturales polacas por las diferentes comunidades españolas que trabajan para mantener las fiestas tradicionales o realizar actividades juntos el Día de la Fiesta Nacional, en Navidades o Tlusty Czwartek.
Otros puntos de encuentro son la embajada, en Madrid, con sus diferentes departamentos, y el Consulado de Barcelona. Además hay otros seis consulados honorarios repartidos por Murcia, Valencia, Palma de Mallorca, Gran Canaria, Galicia y la región comprendida por Navarra, Euskadi y La Rioja. Seis escuelas de polaco, repartidas por Barcelona, Madrid y sus alrededores y Zaragoza y varias tiendas exclusivamente polacas en las mismas ciudades.
Y es que, como reza un popular dicho español: “Polonia es la España del norte”, y parece ser que cada vez lo es más.
NÉSTOR TAZUECO

(Polaco)
164.298 Polaków w Hiszpanii

Liczba Polaków żyjących w Hiszpanii wzrosła czterokrotnie od 2004 roku. Tworząc równocześnie godny naśladowania przykład współżycia i integracji, mimo że Polacy to tylko 2% hiszpańskiej imigracji.
Sytuacja Polaków emigrujących do Hiszpanii nie może być porównywana z masowymi wyjazdami do Anglii czy Irlandii ale z roku na rok coraz więcej rodzin wzbiera się na południe od Pirenejów w poszukiwaniu nowej przyszłości. W chwili obecnej mieszka w tym kraju 164.398 obywateli polskich (nie licząc Polaków pracujących corocznie przy zbiorach i po sezonie wracających do ojczyzny). Połowa z nich pracuje regularnie i na stałe, reszta uczy się lub studiuje. Wśród polskich studentów dużym zainteresowaniem cieszy się Erasmus w Hiszpanii. Zwłaszcza ze można go realizować w wielu ciekawych miastach takich jak chociażby Barcelona czy Walencja.
Ilość imigrantów z Polski w poszczególnych regionach autonomicznych, prowincjach i miastach rozkłada się miej więcej równomiernie, jednak niektóre miejscowości takie jak np. Alcalá de Henares skupiają większą ich liczbę (w tym konkretnym mieście to około 4.000 osób).
Integracja i czynny udział w życiu społecznym nie oznaczają w żadnym razie odcięcia się od własnych korzeni. W Hiszpanii jest wiele polskich stowarzyszeń, sklepów z tradycyjna żywnością, szkół języka polskiego, barów, restauracji i firm polskiego pochodzenia, które tam maja swoje siedziby. Współpraca ekonomiczna miedzy Polską a Hiszpanią kwitnie, wskazuje na to miedzy innymi fakt, ze dla Aragonii Polska stała się drugim na świecie krajem pod względem wymiany handlowej. Jedną z kluczowych przyczyn sukcesu integracyjnego polskich pracowników w Hiszpanii jest ich doskonałe przygotowanie zarówno do wykonywania zawodów technicznych jak i pracy intelektualnej. Mit ˝ polskiego hydraulika ˝
rozpowszechniony dzięki akcji reklamowej w Hiszpanii i we Francji jest tylko uproszczeniem tego fenomenu.
I faktem jest, że podczas gdy pracownicy innej narodowości nie znajdują zatrudnienia Polacy nie maja z tym większych problemów.
Eugenia Ramírez Goicoechea w swojej pracy traktującej o społeczności polskiej w Hiszpanii podkreśla ze Polacy są nacją najbardziej lubianą i docenianą w kraju Cervantesa.
Od jakiegoś czasu popularne stało się nawet powiedzenie "Polska to Hiszpania północy".

8 comentarios:

Raúl dijo...

Coño Nestor! Qué sorpresa me he levado al verte en Soitu. Al final te has animado a escribir eh.. Qué perro, y la primera nota, en portada. Felicidades.

Veo que sigues en Polonia y qe has cambiado los periódicos por las clases. Te gusta? Sigues con tu chica?
Bueno, cuídate y no pases mucho frío.

Raúl Gay

Anónimo dijo...

raul tio, cual es tu direccion de correo que te he mandado un mail para contestarte y me lo ha devuelto como que ya no sirve. Dimela almendrón. jeje.

Anónimo dijo...

Kerub Iberica, compañia de Montajes industriales busca trabajadores polacos con experiencia en el sector metalurgico. Llamar al 931860163.

Anónimo dijo...

Estimados amigos, la empresa que represento, LYONESS, se establece ahora en septiembre en España, pero lleva varios años en Polonia y Europa del este, ahora nos establecemos en España, si alguna persona de origen Polaco o Rumano, Húngaro, Búlgaro, Austriaco, quiere conocer UNA GRANDISIMA OPORTUNIDAD DE NEGOCIO, puede ponerse en contacto en formacionlyonesspain@gmail.com o en el teléfono 0034 677 588 595, señor Miralles.

MUCHISIMAS GRACIAS

kz dijo...

Hola

Quiero preguntar de que tienes esta información:
"actualmente residen 164.398 polacos en el territorio español"
Los datos oficiales (INE, MTIN)incluyen la información que en Espana residen mas o menos 85.800 polacos (casi la mitad de tus datos).
Tengo mucha curiosidad de las fuentes que has usado. Puedes escribir un poco mas sobre las fuentes?

Saludos,
Krysia

Ewa dijo...

Jestem Adwokatką polskiego pochodzenia z własną Kancelarią w Walencji. Zajmuję się głównie prawem handlowym, cywilnym i karnym. Moja Kancelaria to CEAN, SCP na Calle Garrigues 5, 4` DyE w Walencji (za budynkiem Ratusza od strony Plaza de Ayuntamiento), numer telefonu do Kancelarii: (0034) 963 812 500, e-mail: informate.eik@gmail.com. Pytać o Ewę Kałużyńską.

www.cean.eu

Mai Sevilla dijo...

Los polacos son secos!!! son super amorosos, yo , por mi experiencia, solo puedo decir cosas positivas de ellos. Yo creci en la hermosa ciudad de Asuncion de Paraguay, pero estuve cuatro años en España y alla pude descubrir lo lindas personas que son y la cultura tan rica que tienen. Trabaje un tiempo en una fabrica de cecinas en un pueblo chiquito de Murcia,(donde por cierto me costo mucho conseguir pega, tuve que esforsarme en amigarme con muchas personas para que me ayudaran a entrar) y las compañeras de trabajo españolas digamos que no me aceptaron muy bien, se portaron bien feo conmigo, bien discriminadoras, no se, tal vez porque era un pueblo chiquito y estan acostumbrados a conocerse toditos...pero afortunadamente me hice amiga de un grupo de polacas que tambien trabajan alla, todas super buena onda, super amorosas, me cuidaban harto, me dieron muchos animos y mucha fuerza, y tambien mucho cariño...Daca, Ada, Daria y Irena de Alhama de Murcia, si por casualidad entran aca, les envio un abrazo gigante lleno de amor desde Chile, donde vivo ahora...Y todo mi apoyo y mi cariño para la comunidad polaca en España.

Anónimo dijo...

Los polacos son secos!!! son super amorosos, yo , por mi experiencia, solo puedo decir cosas positivas de ellos. Yo creci en la hermosa ciudad de Asuncion de Paraguay, pero estuve cuatro años en España y alla pude descubrir lo lindas personas que son y la cultura tan rica que tienen. Trabaje un tiempo en una fabrica de cecinas en un pueblo chiquito de Murcia,(donde por cierto me costo mucho conseguir pega, tuve que esforsarme en amigarme con muchas personas para que me ayudaran a entrar) y las compañeras de trabajo españolas digamos que no me aceptaron muy bien, se portaron bien feo conmigo, bien discriminadoras, no se, tal vez porque era un pueblo chiquito y estan acostumbrados a conocerse toditos...pero afortunadamente me hice amiga de un grupo de polacas que tambien trabajan alla, todas super buena onda, super amorosas, me cuidaban harto, me dieron muchos animos y mucha fuerza, y tambien mucho cariño...Daca, Ada, Daria y Irena de Alhama de Murcia, si por casualidad entran aca, les envio un abrazo gigante lleno de amor desde Chile, donde vivo ahora...Y todo mi apoyo y mi cariño para la comunidad polaca en España.